Una puta mierda

27 Jun

SCIENTIA

alumNo es un alumno más. Este es el segundo año que le he dado clase y en estos dos cursos no ha faltado ni un solo día. Participa en todas las actividades programadas en el aula con un interés que pocas veces he visto en mis más de quince años de experiencia docente. Pregunta, discute, debate… pero siempre desde el respeto hacia el profesor y hacia sus compañeros.

Ver la entrada original 1.133 palabras más

El misterio de las nubes

25 Mar

Por fin, después de varios días, he decidido qué tema voy a dedicarle a mi primera entrada en Iguana Marina: el cambio climático. ¿Poco original, quizás? No paramos de escuchar cosas sobre el tema por todas partes: sabemos qué es el efecto invernadero, que nos dedicamos a lanzar toneladas de CO2 a la atmósfera y que nuestros polos se derriten. …¿O no?  Permíteme exponerte un punto de vista muy distinto al que estamos todos acostumbrados. ¿Somos realmente los culpables?

 

 

He dejado aquí el enlace a un excelente documental en el que se muestra el trabajo de varios años de los científicos Henrik Svensmark, Paal Brekke y Nir Shaviv, entre otros, que proponen una nueva hipótesis para explicar el funcionamiento del clima y, en consecuencia, las causas del actual cambio climático.

La hipótesis sugiere lo siguiente: nuestro planeta está afectado en gran medida por procesos externos como la radiación cósmica y la actividad magnética solar. Estos procesos son los que determinan realmente nuestro clima, y no tanto el exceso de CO2 que soltemos nosotros a la atmósfera. ¿Descabellado? Sigue leyendo…

El gran protagonista son los rayos cósmicos (partículas subatómicas de gran energía que proceden de la explosión de supernovas).  Estas partículas bombardean nuestra atmósfera cuando no son detenidas por la actividad magnética del sol. Cuanta mayor actividad, menos rayos cósmicos llegarán a la Tierra. Si esto es así, y los rayos cósmicos afectan al clima, podemos predecir entonces cómo variarán las temperaturas según la actividad de nuestro sol… Pues bien, las correlaciones que se observan entre la actividad magnética del sol y las temperaturas de la Tierra son realmente fascinantes; o como mínimo, sugerentes.

Correlación entre la temperatura y la abundancia de CO2 en la atmósfera

Correlación entre la temperatura y la intensidad de la actividad solar

 

“Los campos magnéticos provenientes del Sol se han duplicado en los últimos 100 años. Como resultado, cada vez han llegado menos rayos cósmicos a la atmósfera y se han formado menos nubes: la consecuencia ha sido el calentamiento de la Tierra”. ( Svensmark)

Pero, ¿qué tienen que ver lo rayos cósmicos con el clima? ¿Cómo afectan a nuestro planeta? La respuesta es que promueven la formación de nubes –nubes bajas, en concreto–.Todas las nubes se forman a partir de las partículas de aerosoles que hay en la atmósfera, y los rayos cósmicos facilitan la formación de estos aerosoles. La cuestión más importante es que las nubes reflejan la mayor parte de la radiación solar hacia el espacio, actuando entonces como una capa aislante que refrigera la Tierra.

.

En resumen:

Menos actividad magnética solar → más rayos cósmicos que llegan a la atmósfera → más formación de nubes → Enfriamiento del planeta.

…Ya no parece tan descabellado, ¿verdad?

.

Pero aun hay más. Ya hemos visto que la actividad de nuestro sol puede variar con el tiempo, influyendo en el clima. Del mismo modo la cantidad de rayos cósmicos que nos llegan desde fuera no es siempre la misma. El sistema solar se encuentra inmerso en la Via Láctea, y rotamos alrededor de ella cada 250 millones de años (un año galáctico). En este viaje, entramos y salimos de los brazos espirales de la galaxia, regiones con mayor cantidad de supernovas que, si recuerdas, producen los rayos cósmicos. Cuando pasamos por uno de estos brazos, más o menos cada 150Ma, debemos esperar que bajen las temperaturas.

“Hace unos 70 millones de años empezamos a aproximarnos y entrar en el brazo espiral de Sagitario (…)Puede que suene extraño hablar del efecto nevera que tenemos en la actualidad, pero si estudiamos la escala del tiempo, veremos que durante la mayor parte de la historia de la Tierra no existían las capas de hielo, y hoy las tenemos. Hace 450 millones de años hacía mucho frío en la Tierra, sin embargo, en la atmósfera había 10 veces más CO2 que en la actualidad. Eso nos indica que el CO2 no ejerce una gran influencia en el clima; al menos no la ejerció en aquel tiempo”. (Svensmark).

.

A pesar de todos los datos que aporta el equipo de Svensmark para apoyar esta hipótesis, ha tenido muy poca aceptación en la comunidad científica, y ya no digamos en el ámbito político. Pese a que soy de la opinión de que toda esa agitación política debería ser irrelevante para la ciencia, prefiero no entrar en la polémica y dejar que tú mismo saques tus conclusiones tras ver el vídeo (ellos te lo explican mucho mejor que yo).

Por supuesto, si esta hipótesis fuera cierta ello no significa que tengamos carta blanca para contaminarlo todo, ni para generar toneladas de CO2 sin cuidado alguno; hay muchos otros problemas que pueden derivarse de realizar un uso no sostenible del medio ambiente.

Sistema Público de Salud: La gallina de los huevos de oro.

28 Mar

En estos tiempos que corren actualmente en nuestro país se tiende a culpar a la gestión política de todos los males que asolan a nuestra sociedad. Si bien es cierto que gran parte de la responsabilidad recae en aquéllos que votamos (sí, que hemos votado nosotros), a veces deberíamos cambiar el prisma para tener una visión algo más “holística” de la situación.
Supongamos un panorama completamente opuesto al de hoy día, en la que la situación de bienestar es extremo. Tenemos tal superávit que servicios como el transporte público está 100% financiado por nuestros ayuntamientos. Es más, las partidas presupuestarias permiten incluso que los ciudadanos estén completamente abastecidos en cuanto a agua, electricidad, gas… Los mercados funcionan, el sector agrícola se hace público. Existen supermercados que dispensan productos de bien público a sus ciudadanos de manera gratuita.
Una situación de bienestar en el que todos tenemos de todo. ¿para qué elegir entre manzanas o peras si podemos tener de las dos? ¿Para qué tomar una ducha si un baño semanal sienta estupendamente? Qué gusto dar dormir con la tele encendida, y no pasar calor durante la noche dejando el airea acondicionado. Total, lo pago con mis impuestos y tengo derecho. No existe necesidad de andar los cien metros que separa mi casa del colegios de los niños si, total, el autobús me deja de puerta a puerta, el fastidio es que se encuentra tan abarrotado de gente… Bueno, sin problema, se coge el taxi que gentilmente el ayuntamiento nos sufraga.
Tanto las peras como las manzanas se pudren en la cesta, a la basura y de nuevo al super, esta vez además de manzanas y peras cogeremos cerezas, higos, fresas y ciruelas. A veces es necesario subir la temperatura del aacc o abrir las ventanas, porque como los demás vecinos también lo mantienen encendido empieza a hacer frío de más. De hecho, el agua del baño se queda fría. Nada, a vaciar la bañera y llenarla de nuevo, vaya faena y pérdida de tiempo!
Ni taxis se encuentran ya, acabo de llamar a uno, llevo esperando veinte minutos y no ha aparecido! Encima los autobuses tienen lista de espera. Voy a poner una reclamación! Por eso y porque cuando fui al super ya no quedan cajas de zumo natural. Siempre me gusta tener un par en la despensa por si alguna vez me apetece tomar, pero ahora se me han caducado y no quedan en el supermercado. ¡Qué vergüenza! ¡Que asco de gestión!
He escuchado que existe tanta gente pidiendo taxi que ahora pretenden que la llamada telefónica cueste dinero, en lugar de poner más taxis. ¡Un despropósito! Pretenden boicotear el sistema. Existe gente que, pobrecita, tiene que ir andando… andando por la calle! Pienso encararme con la cajera la próxima vez que me diga que no queda bollería porque a ver qué se ha creído y que se entere de una vez quién le está pagando su sueldo…

Aunque pueda sorprender, no es del todo irreal esta situación. Existe un servicio público y gratuito que está abocado al fracaso, sin embargo la culpa no es tanto del político como del usuario. Evidentemente, me refiero al sistema público de salud. El usuario tiene todos los derechos, no desea ser visto por el médico de familia, si es la segunda infección de orina, exige ser visto por el especialista en urología. Si el médico de familia se pone flamenco, se le pone una amonestación y acude a urgencias, que allí “sí que te hacen caso”. Aunque claro, qué vergüenza tener que esperar tanta cola de gente. Gente que acude a urgencias porque se le gastaron las recetas de la tarjeta, para que le examine el trauma porque tiene ochenta años y lleva diez meses con dolor de rodilla o para que le hagan un “scáner” porque le duele la espalda desde ayer. Y, claro, las listas de espera para los especialistas, madre mía! Una barbaridad, tres meses nada menos. A este paso me voy a morir por culpa de ese horrible bulto del pie que mi médico de familia insiste en que es un juanete, pero yo digo que no tiene ni idea y que es el traumatólogo el que lo tiene que ver. Que para eso pago mis impuestos… Como no quiero esperar y tengo seguro privado, que eso sí que funciona bien, voy a pedir cita al especialista. Mira qué bien! Me ha dado cita para el día siguiente, lamentable que tenga que recurrir al seguro privado porque si fuera por la SS, me moría.
Qué amable fue, qué bien se ha portado. Me ha mandado unas pastillicas, al ir a la farmacia me ha dicho el boticario que cuestan nada menos que cincuenta euros, qué disparate! Yo, que pago mis impuestos… Menos mal que el amable comerciante me ha indicado que vaya a mi médico de familia, ya que se recetan por la seguridad social…
Ahora resulta que el médico de familia se niega a hacerme recetas de tratamiento de seguro privado. Asco de sistema! Esto es por la privatización, seguro! Pues ahora mismo le pongo una reclamación y me cambio de médico. Son unos clasistas que por ser clase obrera nos tienen aguantando en la sala de espera… a los que le estamos pagando su sueldo! Y mientras la industria farmacéutica les paga viajes, ipad y además les regala bolígrafos!

Pues sí, así es la realidad. Si ciertamente el sistema público de salud está fallando es porque el propio usuario lo está reventando, porque lo que es gratis nunca se valora ni se cuida. Resulta lamentable que teniendo una gallina de huevos de oro se nos antoje cenar caldo de pollo.

Transgénicos y biotecnología multicolor.

9 Jul

    Raro es el día en que en las noticias no se escucha algo sobre los transgénicos. Desde organizaciones criticando la falta de estudios sobre los alimentos de esta condición a agricultores hablando sobre las maravillas que nos aportan. Sea como fuere no es fácil sacar algo en limpio de este tema y, si no has estudiado a fondo, es mucho más difícil aun obtener una conclusión y una opinión claras.

    Para empezar aclarar lo que es un transgénico. Una parte de la opinión general coincide, por desgracia, con la imagen inferior pese a tratarse de un error -Además tenemos que recordar también que los alimentos no son los únicos transgénicos que utilizamos, pero no nos adelantemos- Un transgénico (ya sea un alimento vegetal, animal o una bacteria) es un ser vivo en el que se han introducido modificaciones genéticas de forma artificial, por vía de la ingeniería genética.

    Las modificaciones genéticas son prácticamente infinitas y cada una tiene sus consecuencias o deja de tenerlas. En concreto en el cultivo de vegetales transgénicos, para poner un ejemplo, se suele buscar una mayor producción o la resistencia a tal o cual enfermedad. En definitiva, con las modificaciones genéticas se trata de conseguir una mayor producción o de que esta sea más estable y predecible, olvidándonos de enfermedades que pudiesen diezmar la cosecha.

     Si nos quedásemos aquí todo parecería magnífico, pero siempre hay peros. Entre los más comunes está que puede tratarse de alimentos de peor calidad o de que no se conocen los efectos de estas mutaciones genéticas en nuestro organismo a largo plazo. Además también tendríamos que comenzar a hablar de problemas éticos en animales modificados genéticamente y aquí ya nos meteríamos en un berenjenal en el que (hoy por lo menos) no quiero entrar.

    Hoy simplemente me gustaría ayudar a que todos aquellos que no conozcan a fondo el tema puedan tener una mayor amplitud de miras y no solamente contestar: Estoy a favor de los transgénicos / estoy en contra de los transgénicos. Y en este punto es donde entra la “Biotecnología Multicolor”.

    Día a día hemos llegado a un punto en que parece que hablar de transgénicos quiere decir hablar de vegetales modificados genéticamente y que luego nos vamos a comer. Nada más y nada menos. Y esto es quizás el mayor error de todos ya que caemos en la falacia de la simplificación, los transgénicos no se reducen a “vegetales dopados” sino que se obtienen plantas decorativas con ellos (de colores vistosos como las Petunias), se obtienen medicamentos, se obtienen productos industriales que de otro modo serían mucho más costosos y, sí, se obtienen alimentos que ingerimos. Todas estas aplicaciones se pueden clasificar en 4 grupos:

  • Biotecnología RojaSe obtienen productos médicos destinados, en última instancia, a los seres humanos y su salúd. De ahí el color rojo referido a la sangre. Es muy común la modificación de microorganismos para la producción de antibióticos, vacunas… Incluso en diagnóstico genético. Como se ve es una línea muy importante y que nos afecta directamente. Como ejemplo representativo tenemos la producción en masa de Insulina gracias a bacterias modificadas genéticamente; gracias a ellas la insulina es barata, de gran pureza y disponible para todos los diabéticos.
  • Biotecnología Azul: Es la línea que afecta a los ambientes marinos. Es una rama quizás menos conocida y, a día de hoy, menos utilizada. Su aplicación se centra en la acuicultura, cosmética y también en productos alimenticios como aditivos. Se pueden producir bacterias que consuman patróleo como parte de su metabolismo y, de este modo, combatir las mareas negras.
  • Biotecnología Blanca: O biotecnología industrial, se aplica en la generación de transgénicos destinados a la utilización en industria. De este modo se suele ahorrar en complicación, tiempo y energía al utilizar un organismo que por su naturaleza crea un producto que, de forma artificial, sería largo y tedioso de conseguir. Por ejemplo la síntesis de alguna proteína, productos químicos, biocombustibles, materiales biodegradables…O incluso para destruir productos contaminantes.
  • Biotecnología Verde: Es la más conocida y la más generalizada. Pero no debemos olvidar que si bien toda la Biotecnología Verde utiliza transgénicos no todos los transgénicos son parte de la biotecnología verde. El diseño de plantas transgénicas es una de las aplicaciones más conocidas (sino la única a veces) y, como ya hemos comentado, crea vegetales resistentes a plagas, enfermedades, condiciones adversas…y/o vegetales superproductores. Además no debemos olvidar otras aplicaciones que no tienen nada que ver con la alimentación como la modificación genética para la ornamentación, mayor producción de algodón…

    En definitiva nos damos cuenta de que decir “transgénico” es un concepto tan vago que uno no puede decir si está a favor o en contra, ni si son beneficiosos o perjudiciales… Es necesario especificar y, mientras, nuestra contestación se reducirá a un “depende”. Porque si bien a nadie le gustaría comerse un tomate que luego le pueda ser perjudicial para la salúd, tampoco a ningún diabético le gustaría prescindir de su insulina barata y de calidad que le proporciona un transgénico. Como se ve, no todo es blanco o negro. Y la biotecnología multicolor no es la excepción.

BIBLIOGRAFÍA:

  • José María Seguí Simarro, (2011). El siglo de oro de la biotecnología vegetal.
  • Thieman, William J., (2010). Introducción a la biotecnología. Madrid: Pearson.

Entradas que nunca debieron ser publicadas. (I)

7 Jun

Si algo puedo decir de Iguanamarina es que nunca había pensado que llegase a ser lo que ha llegado. Y las visitas que sigue ganando a día de hoy todavía le dan un futuro prometedor. Pero como todo blog las cosas han cambiado desde sus orígenes y hoy llega un momento para recapitular y darles un momento a esas entradas que, llegados a este punto, nunca deberían haber sido publicadas.

Cuando comenzamos no contábamos con la inestimable colaboración de Bio_Samu ni de Fenilefrina ni thingoldedoriath… Y como cabía esperar todo estaba ordenado, creado y destinado a un rumbo muy poco fijo. Si bien algunos autores comenzaron y continuaron con regularidad en su línea otros tuvimos que buscar, a base de ensayo y error, nuestra vía para escribir.

Desde entradas dedicadas a videojuegos a otras de contenido multimedia que sobraban por completo, estaba claro que teníamos que suplir ciertas carencias:

  • Con más buenas intenciones que experiencia.
  • Sin  una orientación clara.
  • Sin autores de calidad y conocimiento de materia.
  • Sin una apariencia definitiva para el blog.

Finalmente, con la incorporación de Bio_Samu al grupo de autores, las cosas comenzaron a marchar como debía ser y, gracias a su colección de “Biología de Trivial”, las visitas comenzaron a fluir. Fue por Agosto del 2011 cuando se publicó el primer Trivial que ya cuenta hoy con mas de 7000 visitas.

Posteriormente aparecieron nuevos autores y editores, una apariencia definitiva para el blog y alcanzamos nuestras actuales tasas de hasta 300 a 400 visitas por semana. No está mal para pensar en como comenzó todo. Y hoy quería hacer un homenaje a todas esas entradas fallidas, esos “ensayos y errores” que cometimos, y que seguiremos cometiendo entrada tras entrada, para dar forma a la Iguana Marina.

Estas son algunas de las muestras más evidentes. Espero que pronto pueda escribir de nuevo esta entrada, y decir que el blog ha evolucionado y que cada palabra que escribimos ahora va a moldearlo en el futuro. Pero mientras me conformaré con pensar en los errores del pasado y escribirlos aquí para risa y deleite de todos en el primer: Entradas que nunca debieron ser publicadas.