Arquitectura: Arte y Ciencia.


Hace tiempo que quería volver a escribir en este blog, y quería hacerlo sobre arquitectura, ya que es lo que estudio actualmente y es a lo que más tiempo invierto en aprender. Pero soy consciente que el tema central de este blog es la divulgación científica, así que, ¿qué hago aquí hablando de arquitectura?

Pues vengo a mostrar en este post cómo la arquitectura y la ciencia se han visto estrechamente relacionadas desde la antigüedad y, desde entonces hasta hoy en día, se sigue debatiendo qué es exactamente arquitectura, si es arte o es ciencia.

Una de las primeras lecciones de arquitectura que se imparten en mi universidad es precisamente definir la arquitectura. ¿Qué es arquitectura? El instinto de cualquier estudiante es buscar la solución a esa pregunta en el diccionario de la Real Academia Española: “Arte de proyectar y construir edificios” Pues vaya… qué definición tan simple y concisa. Seguro que debe haber definiciones mejores.

Un profesor decente, mostraría una larga lista de definiciones de arquitecturas proporcionada por diversos autores a lo largo de la historia. Desde la Tríada de Vitrubio, tratadista romano del siglo I a.C., “La Arquitectura debe construirse con atención a la firmeza (Firmitas), comodidad (Utilitas), y hermosura (Venustas)”, hasta la famosa frase del arquitecto franco-suízo de principios de siglo XX, Le Corbusier: “La arqitectura es el magistral, correcto y magnífico juego de masas bajo la luz”. La lista es extensa, por lo que pronto ves que la pregunta no tiene una solución tan clara como parece indicar el diccionario, y durante toda la carrera intentas dar un paso más en la definición de arquitectura con cada proyecto que realizar como alumno.

Pero entonces nos encontramos con definiciones que vinculan a la arquitectura tanto con el arte como con la ciencia. El mismísimo Vitrubio escribió en su primer libro: “La Arquitectura es una ciencia adornada de otras muchas disciplinas y conocimientos, por el juicio de la cual pasan las obras de las otras artes.” Para algunos arquitectura solamente es el arte que engloba a todas las demás artes, como para el fundador de las Arts and Crafts a mediados del siglo XIX, William Morris: “Mi concepto de arquitectura reside en la unión y colaboración de todas las artes.” Estos autores le dan más importancia al arte, la ciencia queda relegada a los ingenieros, un medio para lograr construir su pensamiento artístico. Otros aseguran que el arte por sí solo, nos llevaría a obras utópicas e ideales que nunca se pueden lograr si ignoras las leyes de la naturaleza o generan edificios disfuncionales, que no se pueden usar adecuadamente.

Para otros el concepto de arte en arquitectura debería desaparecer, ser solamente una disciplina en la que la ciencia y la técnica es capaz de solucionar todos los problemas de la arquitectura y hacer que nunca pase de moda, que nunca se pierda su función, tal y como afirma el austríaco Adolf Loos en sus libros “Ornamento y delito” y “Arquitectura” en 1910: “Sólo una parte, muy pequeña, de la arquitectura corresponde al dominio del arte: el monumento funerario y el conmemorativo. Todo lo demás, todo lo que tiene una finalidad hay que excluirlo del imperio del arte.”

Pero para la mayoría de autores la arquitectura es la suma de arte y ciencia, como para el arquitecto francés Eugène Viollet-le-Duc: “La arquitectura es el arte de construir. Se compone de dos partes, la teoría y la práctica. La teoría comprende: el arte propiamente dicho, las reglas sugeridas por el gusto, derivadas de la tradición, y la ciencia, que se funda sobre fórmulas constantes y absolutas. La práctica es la aplicación de la teoría a las necesidades; es la práctica la que pliega el arte y la ciencia a la naturaleza de los materiales, al clima, a las costumbres de una época, a las necesidades de un periodo”

Estoy de acuerdo con que la arquitectura es la unión de ciencia y arte, pero no solo eso. Para mí, arquitectura es toda actividad humana realizada con valores artísticos y apoyada en conocimientos técnicos y científicos para hacerla posible. Pero yo solo soy aún un humilde estudiante de arquitectura, así que me quedo con la definición de un autor aparentemente alejado tanto de la arquitectura como de la ciencia, un tal Ludwig van Beethoven dijo en su momento:

“La arquitectura es una música de piedra y la música, una arquitectura de sonidos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s