El dolor del miembro fantasma


El síndrome de dolor del miembro fantasma se conoce como la sensación molesta o dolorosa que experimentan sujetos a los que se les ha amputado un miembro (habitualmente una mano o un pie). Resulta paradójico que duela algo que no existe, pero la sensación que describen estos pacientes de realmente molesta, un dolor constante y de quemazón.
Los fisiólogos y neurólogos achacan este dolor, no al miembro ausente ya que obviamente no está, sino al espacio que éste ocupaba en la corteza cerebral. EL cerebro no entiende que esté dando una orden y que ésta no se ejecute. Aunque nosotros razonamos y comprendemos lo que puede ocurrir, es difícil que a nivel de neuroreceptores esto se acate.
Nuestro cerebro siempre ha estado acostumbrado desde que nació a dar una orden y no sólo verla, sino sentirla. Nuestro cerebro sabe cuándo movemos algo, tenemos receptores que nos informan continuamente de la postura de nuestro cuerpo. Esta desconexión entre orden-respuesta a nivel de la corteza cerebral es el origen de este síndrome.
Para paliarlo, más que la química (que también) se han ideado multitud de terapias. Una muy interesante es la caja de espejos. En ella, el paciente al que le han amputado una mano, introduce la mano sana. El artefacto le crea una ilusión dándole la sensación de que está viendo la homóloga amputada. Esto ayuda al cerebro porque, si bien no la siente, de alguna manera se deja engañar y eso en muchos casos mejora el dolor de una manera asombrosa.

En el caso de pacientes que han sufrido ictus cerebrales, el problema es algo distinto, pero con algunos puntos en común. Se produce una lesión en la primera neurona motora, esto significa que una persona que ha sufrido un infarto cerebral por el que ha perdido la movilidad del brazo y pierna derechos, no sólo no puede moverlos, sino que se quedan rígidos, espásticos y con aumento de reflejos. El cerebro no puede dar la orden, y la conexión que hay desde la corteza cerebral a la fibra que llega al músculo es esencial para el adecuado tono muscular. Estos casos son algo distintos al anterior, puesto que habitualmente no sólo se pierde la función motora sino también sensitiva, pero a veces no sentir es parecido a sentir dolor, o molestias, por eso también se emplea la terapia de la caja con espejos y parece que en algunos pacientes da buen resultado.
Os dejo unos videos muy interesantes donde se comenta el proceso.

Conceptos generales:

http://www.youtube.com/watch?v=4Gwl_WIihNc
Interesantísimo video donde un paciente que sufre parálisis del brazo izquierdo debido a su ictus explica cómo funciona la caja de espejo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s