Cateterismo cardiaco, ablación de arritmias y colocación de válvulas


En algún post ya he comentado que los problemas de salud más frecuentes y más graves tienen su sustrato en una alteración en los vasos arteriales. Tal es el caso del infarto agudo de miocardio o del ictus cerebral. Problemas como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, hipercolesterolemia, obesidad o tabaquismo producen una lesión continua, indolora y acumulativa sobre la capa íntima de nuestras arterias, produciendo un remodelado que, por ende, lleva a la obstrucción parcial o total de su flujo.

Cuando este problema ocurre en una arteria cerebral, la disminución de flujo sanguíneo al cerebro produce una muerte neuronal masiva, absolutamente irrecuperable. Si ocurre en una arteria coronaria del corazón, se produce también muerte en el grupo de fibras musculares del corazón (miocitos) a la que esa arteria llevaba la sangre. Así se genera una cicatriz en el corazón que puede producir disfunción de la bomba cardiaca, arritmias, e incluso rotura del propio corazón.

Así como en el ictus (infarto cerebral) existe muy poco tiempo entre el cese de flujo y la muerte neuronal, en el corazón en cambio hay cierto “aguante” a la falta de sangre. Existe un periodo de tiempo en el que aunque haya poco o nulo flujo a una zona del corazón, las fibras aún no han muerto y si se desobstruye la arteria y se reestablece el flujo sanguíneo a la zona, se consigue recuperar todos esos miocitos comprometidos.
Existen dos métodos para ello. Uno, es la manera urgente, cuando la arteria está absolutamente cerrada (se reconoce en el electrocardiograma) y llevar al paciente a un laboratorio de hemodinámica retrasaría demasiado la apertura de la arteria. En ese caso se recurre a administrar tratamiento fibrinolítico. Es un cocktail que se administra en la vena y destruye los coágulos; con el objetivo de disolver el trombo que ha obstruido la coronaria. No obstante, tiene sus reacciones adversas ya que puede producir sangrado (incluido sangrado cerebral) por tanto sus indicaciones son muy concretas.

El segundo método para abrir la arteria afectada es el llamado “Cateterismo cardiaco”. En el enlace que os dejo se detalla todo el proceso:

http://ghostproductions.com/index_cardio.html

Se realiza en el laboratorio de hemodinámica, por parte de hemodinamistas (son cardiólogos super-especializados en esta técnica). Para empezar se toma un acceso en una arteria (femoral en el caso del video, pero también se puede entrar por radial), se coloca un catéter introductor y a través de él se pasan unas guías que se dirigen hasta el corazón; hasta la rama afectada.
Mediante la administración de contraste iodado y visualizando por una escopia (es como una máquina de rayos X, pero que emite un video a tiempo real) se dibuja el contorno de las arterias para localizar la lesión. Por medio de esa guía se introduce un catéter larguísimo que se dirige en la zona donde se encuentra el trombo y lo atraviesa. Para abrir la zona hay a continuación varios métodos:
a) Aspiración del trombo
b) Inflado de balón para desobstrucción de la arteria
c) Colocación de “stent”; es decir, un muelle autoexpansible que deja abierta la arteria. (al principio del video se muestra cómo funciona)

Terminado el procedimiento, se retiran los catéteres, las guías y el introductor y se coloca un tapón llamado “angioseal” para cerrar el punto de inserción. Existen también cateterismos con finalidad diagnóstica, en pacientes que no han sufrido infarto, pero tienen riesgo, o en pacientes que van a ser sometidos a cirugía cardiaca de recambio valvular.

A partir del minuto 2:00 se muestra otra técnica diferente, es la electroablación, y se realiza cuando el corazón tiene vías de conducción accesorias anómalas que producen taquicardias que no responden al tratamiento médico. Lo que se hace es realiza un mapeo en el corazón (por dentro) para localizar esas vías accesorias de conducción y posteriormente “quemar” con un electrocatéter. Yo he visto esa técnica y es…alucinante!!!

En el minuto 3:00 el procedimiento que muestra el video es la colocación de una válvula cardiaca mediante acceso percutáneo (desde dentro de las arterias hasta llegar al corazón), es una alternativa a la cirugía abierta en muchos casos y suele dar buenos resultados.
En el minuto 3:50 se muestra ligeramente lo que es la cirugía cardiaca de recambio valvular; se canaliza toda la circulación para que pase através de una bomba artificial ya que esta intervención se tiene que hacer a corazón parado. (alucinante no, lo siguiente…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s