Biología de Trivial: Hay más nacimientos en luna llena


Hoy, 10 de noviembre de 2011, nos preparamos para el pequeño baby-boom de cada mes. Existe una creencia popular, y las creencias populares suelen basarse supuestamente en siglos de experiencia, que asegura que cuando la luna está en fase de plenilunio hay más nacimientos.

Se ha hablado muchas veces de la influencia de la luna llena, y no solo por las mareas, los enamorados y los hombres-lobo; muchos aseguran que la fase lunar influye en todo: en el número de accidentes de tráfico, en el número de muertes, en cuándo hay que plantar las semillas de determinadas plantas (ver los comentarios de “Plantas asfixiantes”)… pero hoy me voy a centrar en el incremento del número de partos.

Algunos científicos han tratado de encontrar una explicación teórica que relacione ambos fenómenos. Es lógico pensar que si esa relación existe, habría que considerar la influencia gravitacional de la luna y la presión atmosférica como factores que condicionan el momento de la “rotura de aguas” de forma espontánea. Pues bien, a finales del siglo XX (dicho así parece que hace muchísimo tiempo), un grupo de investigadores de la Universidad de Albacete (donde se dice que Chuck Norris es capaz de estar 3 semanas) se plantearon que, antes de buscar motivos, había que determinar si efectivamente se dan más nacimientos en ese momento del mes. Y sus resultados, con 2 269 embarazadas, fueron los siguientes a lo largo de un año:

  • Luna nueva: 26% de los partos
  • Cuarto creciente: 25,2% de los partos
  • Luna llena: 23,9% de los partos
  • Cuarto menguante: 24,9% de los partos

Como podéis ver, en los cuatro momentos a considerar se dan proporciones muy próximas a 1/4. Aun así, hay hospitales en los que sus trabajadores aseguran que se nota mucho la diferencia en luna llena. Como ya comenté en “Siete mujeres para cada hombre”, los datos estadísticos no se pueden extrapolar a mayor escala; probablemente en un hospital determinado en un momento concreto haya mayor proporción de partos en una fase lunar dada, pero a la hora de aumentar la muestra de la población o el tiempo de estudio, los resultados se van aproximando al 25%.

Los números son claros, las conclusiones son las siguientes:

  1. No hay más nacimientos cuando hay luna llena; es más, en un baby-boom tiene mayor influencia un apagón general de 5 horas.
  2. Siglos de experiencia pueden echarse por tierra solo analizando los datos.
  3. ¿Para que buscar la causa de un fenómeno que no existe?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s