¿Porqué envejecemos?


Cada día nos vemos bombardeados por publicidad de productos cosméticos. Según las fechas, el ataque es implacable.

No he podido evitar fijarme en algunas campañas publicitarias que intentan convencer a sus “víctimas” intentando exponer un toque científico y riguroso. Aunque se agradece que por una vez no nos muestren hasta la saciedad modelos fotoshopeadas que, desde luego no precisan antiarrugas, o bien anuncios sacados de una peli de ciencia ficción, me da rabia que en el fondo sigan haciendo lo mismo: tratarnos como necios.

¡Así que se acabó! Al menos por mi parte, porque en este mensaje os daré un cursillo intensivo de “primeros auxilios cosméticos” para evitar perder el tiempo y el dinero en terapias “milagrosas” que no van más allá del efecto placebo.

¿POR QUÉ ENVEJECEMOS?

Esencialmente, por lo mismo que nos mantiene con vida: el oxígeno.

Valga la redundancia, la oxígeno oxida, y oxidarse es envejecer.

Esto, unido agresiones, heridas, quemaduras, saturan la capacidad de nuestra piel para cicatrizar.

El tiempo siempre juega en nuestra contra, la vida de nuestros telómeros es limitada.

Con el tiempo, además, la piel pierde mucha agua y con ello la turgencia del tejido que hay debajo de la piel, con lo que las capas superficiales de la piel se “desinflan” marcando el tejido celular subcutáneo que hay debajo. Precisamente, justo eso no es sólo la base del origen de las arrugas, sino también de la odiosa celulitis. Se pierde agua del tejido celular subcutáneo, la piel superficial ya deja de estar tersa y cae marcando el relieve de las capas inferiores.

Comprendiendo esto es fácil darse cuenta de que:

1-   Esos tratamientos de “oxigenoterapia” (cámaras donde se supone que aumentan la fracción parcial de oxígeno) o las terapias de rayos UVA, lejos de ser un buen tratamiento para la piel, es más bien perjudicial ya que ambos aceleran el envejecimiento.

2-   Es completamente inútil cualquier tratamiento anticelulitis consistente en: mallas ajustadas que intentan deshidratar (no hay nada peor para la celulitis que eso!!!), saunas, vapores… Entendamos que lo que marca la celulitis ¡¡no es grasa que se pueda fundir y licuar!!  Es tejido celular subcutáneo, tejido de sostén, conectivo… Quedarse sin un ápice de grasa no nos librará jamás de la celulitis, incluso la acentúa. Hoy día, no hay ninguna terapia que elimine la celulitis, no perdáis el tiempo ni la pasta.

LO QUE SÍ VALE

La piel es una superficie recubierta de densa queratina, antes de llegar a las células de la dermis es preciso atravesar toda esa capa. Por ello, para empezar sólo las soluciones liposolubles son las que pueden penetrar con más facilidad. Es por ello que los liposomas (pequeñas esferas de ácidos grasos) parece que pueden alcanzar mejor la dermis.

Los ungüentos de estas características se diferencian según su consistencia desde pastas, pasta al agua, cremas a aceites.

Hoy día, para cuidar el cutis lo más útil es:

–   Evitar el sol directo en la piel, o bien emplear cremas de protección, incluso en invierno. Hay quien las aplica a primera hora del día, antes del maquillaje. El sol favorece la aparición de radicales libres y con ello la lesión celular (sobre todo en ADN y mitocondrias). Respecto a las cámaras (o nichos, que es lo que más bien parecen…) de rayos UVA ya mejor ni hablemos…¿Quién quiere secar su piel, cuartearla y además ganarse un maravilloso cáncer?

–   Vitaminas, especialmente C, A y E.

La fruta y las verduras son grandes aliadas. Algunas cremas vienen enriquecidas en estas vitaminas (“carotenos”, se refiere a vitamina A, a.ascórbico es vitamina C) y pueden resultar útiles. Las vitaminas tienen importantes efectos antioxidantes, neutralizan los principales radicales libres (peróxido y superóxido) protegiendo no sólo el ADN de nuestras células (interesante para “protegernos” de mutaciones y cáncer) sino toda la integridad de la membrana celular (incluidas las células de la dermis)

–   Rosa de mosqueta. Posee importantes efectos para favorecer la cicatrización y la regeneración de la piel.

–   Bepanten (ácido pantoténico). Al igual que la rosa de mosqueta, favorece la cicatrización, a la vez que calma el enrojecimiento de la piel y su irritación. Útil tanto en quemaduras, espinillas, heridas como en cirugías plásticas de implantación de injertos de piel.

Anuncios

2 thoughts on “¿Porqué envejecemos?

  1. Creo que has olvidado algo muy importante… ¡¡¡la cerveza!!!

    Buen artículo, de los mejores que te he leído. Me ha gustado la forma en que enfocas lo del oxígeno… envejecemos por lo mismo que nos mantiene vivos; yo siempre digo en clase que no respiramos porque necesitemos oxígeno, sino porque necesitamos deshacernos del dióxido de carbono, que nos mata más rápido.

    1. Muchas gracias 🙂
      Bueno, el CO2 nos mata porque acidifica el pH, pero la falta de oxígeno parece que mata más rápido. Lleva al corazón a la asistolia en cuestión de minutos, y el cerebro no puede vivir en anaerobiosis,

      A ver si difunde un poco más la “cosmética y el wellness” de la ciencia entre la gente. Cada vez que veo algo sobre la oxigenoterapia, la cavitación, el peeling químico, la ozonoterapia…ufff, es que me sale espuma por la boca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s