Un poco de mecánica…


Hoy divagaré más profundamente sobre un tema de que ya hablé en mi anterior post, los abusos de los talleres de reparación de automóviles. Hoy en día, todo el mundo habrá llevado su coche a un taller, y si no, lo tendrá que hacer alguna vez (suena a fatalísmo,pero es la triste realidad).

Los talleres de coches, por lo general, suelen ser de los típicos “mecánica en general”, aunque por supuesto, hay chapistas, especialistas en electrónica y demás. Los precios son brutales. De media, unos 50 euros por hora, más el gasto en piezas. Los hay hasta de 100 euros la hora ,lo cual es tremendo. Entiendo que todo el mundo busca negocio, pero de ahí a cortarle los bolsillos a la gente para que tiren el dinero…no me malinterpreteis, tampoco pretendo que os montéis una cadena de montaje en vuestra plaza de garaje, pero sí que no seáis tontos.

Seguro que todo el mundo tiene un mecanico en la familia, o un amigo o alguien que conozca a uno que os haga precio, o incluso, como es mi caso, varios miembros de la familia que os enseñen a “fedellar”,como dice mi padre.

En general, el 70 % de las reparaciones y mantenimiento de un vehículo particular se pueden hacer en casa, desde el rutinario cambio de aceite, hasta cambiar las pastillas de freno o una rotula de la dirección.

Lo del cambio de aceite me pone de los nervios. No entiendo como le llegan a clavar 100 euros a una persona cuando lo único que necesita es una llave inglesa, un bote de aceite y un filtro (con un valor estimado de 35 euros más o menos)

Amigos, el cambio de aceite es, simplemente: aflojar la tuerca del depósito de aceite (situado en la parte delantera inferior del coche) ,poner un bote o recipiente para coger el aceite usado, tapar una vez vaciado, cambiar el filtro, accesible desde abajo o arriba,pero siempre al lado del deposito y rellenar el aceite de nuevo. Cuatro pasos  y media hora despues, tenemos el aceite cambiado y un ahorro de 65 euros en la cartera.¿Fácil no?

Este articulo es simplemente para concienciaros de que, aunque a veces sí hay que llevar el coche al taller, tampoco hay que creerse que el jefe del taller (algo gordo, un poco calvo y con una gorra de Campsa) es un ingeniero de la NASA.

Un saludo,y hasta otra.

Adrián Carnota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s